Login

Register

Login

Register

15 de julio de 2016 Infografía‬ de ‪New Age‬ sobre ‪la Magnetoterapia

Infografía‬ de ‪New Age‬ sobre ‪la Magnetoterapia

MAGNETOTERAPIA

La magnetoterapia consiste en aprovechar campos magnéticos, de baja o alta frecuencia, con el fin de curar diversas dolencias.

Los equipos de terapia electromagnética generan campos electromagnéticos de alta frecuencia (CEM), con una componente magnética casi equivalente a la eléctrica, cuya potencia, suministrada discontinuamente en los Campos Electromagnéticos de Impulsos, permite la dispersión en los tejidos del calor producido por la componente eléctrica.

 

Los CEMP (Campos Electromagnéticos de Impulsos) favorecen la activación de los intercambios metabólicos y los procesos enzimáticos, generan una acción analgésica y se aplican en los casos de retardo de la compactación ósea, artrosis y osteoporosis, úlceras de decúbito y todos los procesos patológicos agudos, con síntomas inflamatorios y dolorosos, sustituyendo los fármacos, a menudo mal tolerados o ineficaces para eliminar la causa del problema inflamatorio.
Su alta frecuencia y baja intensidad reducen los efectos colaterales indeseados y, además, permiten lograr la máxima eficacia terapéutica.

Típicamente los equipos que generan CEMP, se utilizan en la terapia a domicilio, pero pueden ser utilizados por médicos deportivos, fisioterapeutas, masajistas deportivos y atletas, dado que la evolución favorable y en breve tiempo de la patología traumática deportiva está estrechamente vinculada con la rapidez y los tiempos de aplicación.

Los principales efectos benéficos son:
  • Efecto antiflogístico
  • Efecto antirretención de líquidos
  • Efecto bioestimulante

Principales dolencias que se tratan:

  • Pseudoartrosis, fracturas y osteoporosis
  • Traumas
  • Artrosis y artritis
  • Artropatías
  • Úlceras por decúbito

Principales tejidos que se tratan:

  • huesos
  • cartílagos
  • tendones
  • ligamentos
  • músculos
  • haces de nervios
  • dermis
La terapia electromagnética (terapia magnética de alta frecuencia) se desaconseja en:
  • Pacientes con estimuladores cardíacos (pace-makers), especialmente cuando el campo electromagnético cubre, aunque de forma periférica, el equipo de estimulación cardíaca. Por el contrario, no existen contraindicaciones para la utilización bajo control médico de dicha forma de energía en el tratamiento de lesiones de los segmentos distales (por ejemplo rodilla – codo – mano), en pacientes con estimuladores cardíacos, en el caso en que no se puedan obtener buenos resultados como otros métodos de tratamiento
  • Mujeres con embarazo presunto o confirmado
  • Pacientes con cardiopatías o arritmias graves (alteración de la musculatura cardíaca o problemas con el ritmo cardíaco)
  • Personas con diabetes congénita o juvenil
  • La terapia electromagnética produce una vasodilatación en la zona bajo CMP. Por tanto, se desaconseja su utilización en personas con presencia de hemorragias, durante el ciclo menstrual o si existen lesiones vasculares como trombosis
  • Pacientes con cristalino sintético, ya que bajo el efecto de los CEM, el cristalino sintético se puede deformar y alterar sus dimensiones
  • Es de buena norma, pero no una contraindicación absoluta, evitar aplicaciones de terapia electromagnética en sujetos con prótesis o medios de síntesis que se puedan magnetizar
  • Es de buena norma evitar, durante el tratamiento con la terapia electromagnética, la utilización contemporánea de soluciones o pomadas que contengan iones libres de metales que se puedan magnetizar, ya que esto todavía no se ha experimentado clínicamente
  • El tratamiento con los CEM es inútil en presencia de síndromes producidos por compresión de los nervios periféricos, antes de eliminar la causa de la compresión.
  • Se aconseja evitar someterse a la terapia inmediatamente después de una comida abundante ya que la terapia atrae la sangre hacia otra zona del cuerpo y así se puede alargar el proceso digestivo.
  • Pueden existir algunos raros casos de hipersensibilidad individual hacia los campos electromagnéticos.
  • Nunca utilizar el equipo más de tres veces al día.
Es importante consultar siempre un médico antes de utilizar la terapia electromagnética como terapia analgésica, para localizar la causa patológica de la sensación de dolor.
Los tiempos de utilización de la terapia magnética cambian notablemente según la patología a tratar, de pocos días a algunos meses. Por lo tanto, es importante, para valorar adecuadamente las dosificaciones más apropiadas según la patología a curar, consultar un médico antes de iniciar la sesión terapéutica, o al máximo dentro de algunos días a partir del comienzo de la terapia, sobretodo si los síntomas persisten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *